Rosa & Karl

ERI pretende ser un lugar de difusión de la cultura, las ideas,
la política y también la memoria.

puertaherri

Revista ERI, cuyo segundo número correspondiente al mes de julio tiene entre las manos, es una publicación novedosa que podemos encontrar en librerías y quioscos de Euskadi y Navarra desde el pasado mes de junio.

La buena acogida y el interés recibido hacia el primer número de la publicación, centrado en torno a la figura del histórico dirigente comunista Jesús Larrañaga, ha supuesto un aliciente añadido tanto para el equipo de redacción como para el equipo de maquetación de la revista, que han vuelto a volcarse con el objetivo de que este segundo número sea del agrado y utilidad de lectores como usted.¡

En esta ocasión dedicamos una buena parte de la revista a dos figuras intelectuales impres-cindibles del ideario revolucionario, como son Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht. Una mujer y un hombre imprescindibles en el ideario colectivo y dialéctico del marxismo, cuya obra, ideas y biografías han de ser acercadas a la cultura y conocimiento popular de la clase trabajadora, rompiendo la barrera que los condena a ser referencia exclusiva para los intelectuales marxistas y para los militantes de las organizaciones comunistas.

La tarea no es sencilla desde luego, pero ese es el objetivo de una publicación como ERI, tal y como decíamos en nuestra presentación pública hace un mes. Estamos acostumbrados a ver camisetas con la imagen de Ernesto “Che” Guevara, pero difícilmente nos encontraremos por la calle con alguien luciendo una camiseta de Rosa Luxemburg o de Karl Liebknecht, y no será porque no haya romanticismo e incluso épica en las figuras de “Rosa y Karl”. Fundadores del comunismo organizado alemán y europeo, perseguidos, encarcelados y torturados, revolucionarios alzados en el levantamiento espartaquista en Berlín, y ambos asesinados brutalmente por sus ideas y acción revolucionarias.
La explicación tal vez sea algo más sencilla: no son dos figuras realmente conocidas entre la mayoría social en nuestro país, ni en muchos otros lugares –en Alemania sí son muy populares-, a pesar de ser dos personalidades históricas de primer orden.

Con esa intención, la de hacer cercanos y compren-sibles a “Rosa y Karl”, han trabajado nuestros colaboradores en los diferentes artículos que tiene usted ahora la posibilidad de leer. Por eso le advertimos, ni se va a encontrar con artículos eruditos pero ininteligibles, ni con biografías clásicas en una publicación que no olvidemos es una revista. Más bien pretendemos que pueda acercarse el lector a las figuras mencionadas, con facilidad, sintiendo que se está “disfrutando” de una interesante lectura de verano y no de una profunda lectura atractiva solo para quienes ya conocen a nuestros “protagonistas” de julio.

No quisiéramos acabar este editorial sin mencionar la necesaria inclusión de la actualidad política en nuestro número de julio, una sección fija que se repetirá número tras número.

Aportación de actualidad que pretendemos también sea de interés del lector y sirva de herramienta de reflexión, análisis y acción. Porque como bien sabían las figuras en torno a las cuales gira este número de la revista, la teoría necesita de la práctica revolucionaria. Y este mes de julio puede ser un buen mes para ambas cosas.

Julio y el verano suele ser tiempo de lectura de publicaciones ligeras, de novelas de aventuras, y también de obras de más calado, como la nuestra; pero desde luego es también un mes donde la explotación de clase arrecia en sectores económicos con cada vez mayor presencia en nuestra sociedad capitalista como son, dentro del sector terciario, la hostelería o el turismo. Sectores donde la precariedad está absolutamente generalizada y de manera más acentuada entre las mujeres.

Por lo tanto julio debería ser también un mes de combate y lucha, de lectura y compromiso, un mes de Karl y de Rosa.

Irakurketa ona izan dezazula.